Ir Arriba
96 151 50 96 · 96 151 54 67

 Horario de 10 a 13 h y de 16:30 a 21:30 h

Síguenos en facebook Síguenos en LinkedIn

Contacto

Su formulario no cumple con los siguientes criterios: Todos los campos (marcados con asteriscos) deben estar llenos y su contenido debe ser valido.
Por favor rellene todos los campos con *.
La dirección de correo es invalida.
El tipo de archivo/s adjunto/s es erroneo o no compatible.
  • Nombre*
  • Teléfono*
  • Mail*
  • Mensaje
  • He leído y acepto las condiciones de uso y la Política de privacidad
    *
  • Política de privacidad*
  • * obligatorio

¿Qué nos distrae al volante?

Conducir es una actividad que nos ofrece autonomía y libertad, pero debemos ser conscientes de los riesgos que comporta y la responsabilidad que tenemos como conductores. Principalmente, requiere atención para reaccionar a los estímulos que se presenten en carretera para que podamos reaccionar a tiempo. En esta nueva entrada de Autoescuela Xardinets, te contamos las distracciones más comunes al volante.
distraerse al volante
Podríamos empezar por definir la palabra distracción. La Real Academia Española (RAE) define el verbo distraer como “apartar la atención de alguien del objeto a que la aplicaba o a que debía aplicarla”. Por tanto, la conducción requiere de atención para que se convierta en una acción responsable

Elementos que nos distraen

Recopilamos las distracciones más comunes que señala la Dirección General de Tráfico (DGT):
 
  • El acompañante. Hablar con la persona que va a nuestro lado o llevar a niños en el vehículo se pueden convertir en factores que desvíen nuestra atención. El acompañante debe encargarse de realizar acciones que el conductor no puede hacer como cambiar de emisora o bajar o subir el volumen de la música, por ejemplo.

  • El GPS. Es un gran invento para orientarnos, pero se recomienda programarlo con el coche parado antes de emprender el viaje para evitar riesgos. ¡Ah! Por cierto, siempre es mejor utilizarlo con voz. De este modo, no hace falta que lo miremos continuamente.

  • El móvil. Sigue siendo una de las grandes distracciones de los últimos tiempos. No obstante, recuerda que si necesitamos hacer o recibir una llamada, tenemos que hacer uso del manos libres.

  • Comer o beber. Son dos actividades en las que a menudo utilizamos las dos manos, si las realizamos cuando conducimos nos impide que podamos colocarlas en el volante.

  • El tabaco. Comporta una serie de acciones que pueden ser peligrosas como sujetar el cigarro en la mano, encenderlo o apagarlo.

  • Maquillarse. El eyeliner, la máscara de pestañas o el pintalabios requieren de precisión y no nos permiten hacer muchas cosas más.

  • La lectura. Semáforos y atascos son los lugares escogidos por algunos conductores para leer una notica del periódico, un artículo de una revista o un folleto informativo.

  • Buscar objetos. Puede parecer insignificante, pero constituye de las distracciones más comunes en carretera. Buscamos en el bolso, la mochila o la guantera las llaves, el móvil o un pañuelo y así hasta un sinfín de objetos que nos distraen de lo verdaderamente importante.